Show simple item record

dc.contributor.authorUniversidad Pontificia Bolivariana
dc.date.accessioned2019-01-25T16:48:27Z
dc.date.available2019-01-25T16:48:27Z
dc.date.issued1963-11
dc.identifier.urihttp://hdl.handle.net/20.500.11912/4279
dc.description70 páginases_CO
dc.description.abstractHa muerto el gran campesino bergamasco. Cuando la Radio Vaticana anunció su marcha hacia el inmortal seguro, las ondas llegaron a todos los confines de la tierra, suscitando lágrimas y plegarias en todas las religiones del orbe y aun entre los paganos. Jamás perdió su condición humilde, ni la púrpura, ni la tiara le sirvieron como pedestal de grandeza personal sino como pastoral compromiso con Dios a quien amó sobre todas las cosas y con el prójimo por quien se ofreció a la hora de partir. "Este lecho, decía moribundo, es una cruz. La cruz necesita una víctima; héme aquí postrado por los pecados del mundo".es_CO
dc.formatapplication/pdfes_CO
dc.language.isospaes_CO
dc.publisherUniversidad Pontificia Bolivarianaes_CO
dc.rightsAttribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International*
dc.rights.urihttp://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/*
dc.titleAcción No. 46es_CO
dc.typeotheres_CO
dc.description.sectionalMedellínes_CO
dc.description.eadpublicación editoriales_CO


Files in this item

Thumbnail

This item appears in the following Collection(s)

Show simple item record

Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International
Except where otherwise noted, this item's license is described as Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International